Artículos

Senderismo

Refugio Calmecatl por su ubicación posee una geografía ideal para realizar senderismo y caminatas. Disfrutar del aire puro, los sonidos de la naturaleza, el cielo profundo, el sonido del agua que corre entre la vegetación propia de las altas montañas andinas, le hace un lugar atractivo para el disfrute de esta actividad.

Beneficios de practicar senderismo:

Al respirar aire fresco limpiamos nuestros pulmones y oxigenamos nuestro cuerpo lo que nos da vitalidad Activa nuestro cuerpo y mente y además nos proporcionar tranquilidad y relajación Agudiza nuestros sentidos, nos alienta a la observación y contemplación El contacto con la naturaleza reafirma nuestro sentido de pertenencia a la Tierra y amplia nuestra conciencia ambiental

En los senderos de este páramo se podrá disfrutar de:

Diversidad de árboles, arbustos y plantas de uso medicinal en la región Aves de colores brillantes y cantos resonantes como colibrís buscando néctar Orquídeas de distintas variedades, colores y tamaños que son muy sensibles a los cambios del entorno Pequeñas vertientes y quebradas escondidas Musgos, helechos y flores de gran diversidad que alegran cada espacio

En Refugio Calmecatl existen senderos de diferentes longitudes y duración que a su vez tienen diferentes exigencias físicas.

Sitios emblemáticos del lugar son:

El chorrito: 30 minutos

Las Cortinas: 1 hora minutos

Corazón de las orquídeas: 2 horas

Santuario del Agua: 15 minutos

Wicundos gigantes: 1 hora

Miradores (1, 2, Sur): 1 a 2 horas

Cueva de las Wakas: 1 hora y media

Laguna (en época de lluvia): 2 horas

Pajonal corazón: 45 minutos

Pajonales bajos y altos: 1 a 2 horas

Palalín y parrillas: 3 a 4 horas

Recomendamos visitar estos lugares en las siguientes rutas que se despliegan a través de senderos comunicados entre sí:

Ruta Chorrito-Las Cortinas- Corazón de las Orquídeas: 2 horas

Ruta Santuario del Agua – Miradores 1 y 2: 2 horas

Ruta Cueva de las Wakas – Mirador Sur – Parrillas: 3 horas

Ruta pajonales altos y bajos – Laguna: 3 horas

Recuerda: cada sendero te da la oportunidad de aprender del páramo andino, también puedes armar tu propia ruta con los lugares que más te atraigan.

Y antes de salir a caminar, recuerda:

Usar calzado cómodo, botas en invierno y bastón (opcional)

Llevar cámara de fotos

Llevar agua suficiente (1 litro)

Llevar protector solar y repelente para insectos; gorra para el sol

Caminar a tu ritmo y atendiendo a tu respiración

Caminar despacio, observar, escuchar, registrar

Respetar cada forma de vida, apréciala y comparte tu aprendizaje en otros espacios

Permite que los seres que habitan este lugar te compartan su sabiduría y alegría de vida.

¡Confía y camina!